Perder la Tierra

Ania Otaola Allende

La pérdida de la tierra es la confusión del cuerpo. ¿Y cómo se restaura un cuerpo a la deriva? Es posible si hay lugar para el asombro y la perplejidad. Fijarse en aquello que el mundo animal tiene para mostrarnos, si hubiese algún orden en este enjambre de avispas o lanzar preguntas al aire, disponerse: ¿Y hacia dónde voy?

Perder la tierra (La Consentida, 2024) es un poemario escrito desde el cuerpo, como señala su autora, Ania Otaola Allende (Vitoria, 1991). Una corporalidad viajante en busca de un lugar dónde reposar el arraigo y la identidad, ambas atravesadas por la tierra.
A lo largo del poemario encontramos una voz lírica, que se desliza desde la superficie volcánica de un paisaje nuevo hasta las profundidades del cuerpo, empeñada en restaurar la realidad a través de la mirada íntima;

Lanzo una pregunta al cielo
cae sobre mi cabeza
una grieta radiante
que se abre,
como el mundo.

Entre los versos, encontramos las ilustraciones de la tatuadora e ilustradora gasteiztarra Maialen Pascual. Un trazo que completa la ensoñación de esta tierra repleta de dudas, pero también de fascinación.

La boca abierta.
El idioma
que nos salva.

Perder la tierra nace de la premisa de que no sólo nos conforma aquello que elegimos sino todo aquello de lo que nos desprendemos, y a lo que es preciso darle una nueva forma, otra respiración. Como dijo Borges; “Si hay algo que no existe es el olvido”. En este caso, lo extraviado renace en cada poema tomando una latitud nueva; la intuición más pura. ¿Existe realmente esa tierra?

¿Y hacia dónde voy?
Voy hacia los milagros
para que ocurran.

 

Fecha

12 Jun 2024
Llegas tarde

Hora

20:00

Lugar

Bar Extitxu
Pinto 3
Categoría